James, el cerebro de Heynckes

James y Ribéry fueron los mejores jugadores del Bayern en la ida de la semifinal de la Champions ante el Real Madrid. Fueron los dos futbolistas sobre los que recayó todo el juego de ataque del conjunto bávaro, pero faltó la ayuda de los que debían finalizar la jugada, caso de Lewandowski y Muller, que no estuvieron finos a la hora de definir.

SU JUGADOR CLAVE. Lo más sorprendente es que James se ha convertido en la extensión de Heynckes sobre el césped. El colombiano se ha hecho un jugador mucho más completo, es el gran cerebro de su equipo, el que decide por dónde y cómo va la jugada, quien rompe las líneas de presión del rival y, además, tiene libertad para llegar al balcón del área, donde hace más daño tanto distribuyendo como asistiendo o rematando.

TODO PASA POR ÉL. Heynckes salió ante el Real Madrid con un once súper ofensivo, pero la lesión de Robben le trastocó los planes. Era sorprendente ver cómo ante un rival de tanta entidad el único centrocampista con un perfil defensivo era Javi Martínez, pero, incluso cuando salió Thiago al campo, James seguía siendo el encargado de iniciar la jugada desde el medio del campo.

Suyo fue el pase que rompió a la defensa del Real Madrid en el 1-0. Ahí dejó constancia una vez más de su enorme visión de juego al aprovechar la entrada de Kimmich desde atrás y el hecho de que Marcelo estuviera fuera de la jugada.

VITAL EN EL BALÓN PARADO. James fue el auténtico armador del juego de un Bayern que llegó con enorme facilidad, sobre todo por la banda izquierda, pero después sus centros, tanto en las faltas como en los córners, sembraron el pánico en el sistema defensivo del conjunto blanco.

AYUDA EN DEFENSA. La entrada de Thiago supuso una ayuda en la producciónde fútbol, pero es que James también se vació en la ayuda defensiva de los suyos. Presionó, tapó y corrió como un poseso todo el partido, algo que claramente pagó en los últimos minutos, donde, lógicamente, se le veía cansado.

MÁS COMPLETO. Heynckes, por tanto, no sólo le recuperó anímicamente, sino que le ha convertido en un jugador más completo, en el cerebro de este Bayern. Un cerebro que también puede jugar de delantero o de mediapunta. Un crack.

Fuente: http://co.marca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *